Jugadora de voleibol serbia suspendida después de hacer un gesto racista anti-asiático

Una jugadora de voleibol serbia fue suspendida por dos partidos después de que la cámara la captó estirando los párpados, un gesto racista utilizado para burlarse de las personas con ascendencia asiática, durante una competencia internacional entre Serbia y Tailandia.

La jugadora de voleibol serbia Sanja Djurdjevic violó las reglas disciplinarias del deporte el 1 de junio en Italia, según el Subcomité del Panel Disciplinario de la Federación Internacional de Voleibol.

La Federación Internacional de Voleibol realiza el Campeonato Mundial de Voleibol Femenino, Liga de Naciones de Voleibol, en Rimini, Italia, durante cinco semanas entre el 25 de mayo y el 25 de junio.

Sanja Djurdjevic fue fotografiada por la cámara entrecerrando los ojos con los dedos, lo que provocó la indignación de los fanáticos en línea.

«Solo quería dirigirme a mis compañeros con el mensaje: ‘Ahora, empezaremos a jugar a la defensiva como ellos', “no quise faltarle el respeto a nadie», agregó.

Djurdjevic se disculpó por sus acciones en una serie de publicaciones en su cuenta de Instagram antes de que se estableciera como privada. 

«Soy consciente de mi error e inmediatamente después del partido me disculpé con toda la selección de Tailandia».

La Federación de Voleibol de Serbia también publicó un mensaje conciliatorio en Facebook diciendo que «se disculpan sinceramente» con el equipo de Tailandia.

También la federación de voleibol de Serbia recibió una multa por el equivalente a $22,000.

Según el panel, la FIVB donará el dinero de la multa a una causa dedicada a combatir el comportamiento discriminatorio y / o financiar programas educativos sobre sensibilidad cultural.

Las acciones de Djurdjevic se producen cuando el mundo reconoce un aumento global del racismo anti-asiático desde que comenzó la pandemia de coronavirus el año pasado.

Te podría interesar!