Temiendo al ‘Acto IV’ de disturbios, Francia toma medidas de prevención

Francia cerrará la Torre Eiffel y otros lugares de interés turístico en París y reclutará a miles de fuerzas de seguridad más el sábado para evitar otra ola de protestas violentas en el país por el aumento en el costo de vida.

Los manifestantes del movimiento «chaleco amarillo» instaron en las redes sociales a  realizar el «Acto IV»,un cuarto fin de semana de protestas.

El Primer Ministro Edouard Philippe dijo que 89,000 policías de todo el país se desplegarían para detener la repetición del caos del sábado pasado en toda Francia.

Cerca de 8,000 de estos se desplegarían en París, donde los manifestantes incendiaron automóviles y saquearon tiendas en el famoso bulevar de los Campos Elíseos, y desfiguraron el Arco de Triunfo con graffiti dirigidos al presidente Emmanuel Macron.

Buscando recuperar la iniciativa después de semanas de disturbios civiles, el gobierno parecía dispuesto a ofrecer concesiones.

Philippe le dijo al Senado que estaba abierto a nuevas medidas para ayudar a los trabajadores peor pagados, mientras que el Ministro de Finanzas Bruno Le Maire dijo que estaba preparado para acelerar los recortes de impuestos para los hogares y que quería que las primas de los trabajadores estuvieran exentas de impuestos.

Sin embargo, cinco días después de los peores disturbios del centro de París desde 1968, todo indica que el gobierno no ha logrado sofocar la revuelta.

Philippe dijo que el estado haría todo lo posible para mantener el orden. Seis partidos de fútbol de primera división han sido cancelados.

Las autoridades de París ordenaron que decenas de museos, sitios turísticos, tiendas y restaurantes cerraran el sábado, incluida la Torre Eiffel y el Louvre.

Existe preocupación por grupos de extrema derecha, anarquistas y anticapitalistas como el Bloque Negro, que se han retirado del movimiento del «chaleco amarillo».

Las protestas, que llevan el nombre de las chaquetas de seguridad fluorescentes que los automovilistas franceses tienen que mantener en sus autos, estallaron en noviembre debido a la presión sobre los presupuestos familiares causada por los impuestos al combustible.

Te podría interesar!