La viruela símica sigue propagándose a nivel global

Las naciones europeas han confirmado docenas de casos de la viruela símica en lo que se ha convertido el mayor brote en el continente.

Los funcionarios de salud han confirmado 250 casos en 16 países, la mayoría de ellos en Europa.

El martes, Inglaterra reportó 14 nuevos casos, elevando su total a 70 desde el 7 de mayo y Emiratos Árabes Unidos y República Checa registraron sus primeros casos.

Estados Unidos ha confirmado al menos dos casos y Canadá ha confirmado al menos 15 hasta el momento, según el departamento de salud de Quebec.

La Agencia de Salud Pública de Canadá recibió sus primeras muestras durante la semana del 16 de mayo, antes de anunciar los primeros dos casos de viruela del simio identificados en Quebec el 19 de mayo. 

Ese número aumentó a cinco casos al día siguiente.

Desde entonces, han surgido otros posibles casos de viruela símica en Canadá. 

Bélgica acaba de introducir una cuarentena obligatoria de 21 días para los pacientes con viruela del simio.

El aumento más reciente de casos parece haberse propagado entre hombres que tienen sexo con otros hombres.

Dinamarca aisló a su primer paciente con viruela del simio y Escocia se convirtió en la segunda parte del Reino Unido en detectar el virus.

Dinamarca registró su primera incidencia de infección por viruela del simio en un varón adulto que había regresado de un viaje a España, según el Ministerio de Salud danés.

El hombre se encuentra actualmente aislado y las autoridades están en contacto con cualquier contacto cercano, dijo el ministerio.

También el lunes, Escocia anunció su primer caso de viruela del simio.

En el resto del Reino Unido, Inglaterra tiene actualmente 20 casos confirmados, según su última actualización del viernes.

La persona infectada en Escocia con el virus estaba recibiendo tratamiento por su condición y se estaba rastreando el contacto, dijo Public Health Scotland.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, dijo el lunes que el gobierno estaba analizando detenidamente las circunstancias que rodearon la transmisión de la viruela del simio en el país.

España comprará la vacuna contra la viruela del simio, Imvanex, dijo el miércoles la ministra de Salud, Carolina Darias, ya que el número de casos en el país llegó a 55.

La enfermedad viral puede propagarse a través del contacto cercano y se encuentra principalmente en África occidental y central. Sus casos han sido identificados en varios países a nivel mundial.

Sin embargo, no suele propagarse fácilmente entre las personas y el riesgo para la población británica sigue siendo bajo, dijo la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido.

La agencia aconsejó el sábado que los contactos cercanos de alto riesgo de casos confirmados deben aislarse durante 21 días.

Hasta el sábado, 21 de mayo, la Organización Mundial de la Salud había confirmado 92 casos, y 28 casos sospechosos de viruela símica en 12 estados miembros que no son endémicos para el virus, dijo la agencia de la ONU.

La OMS dijo el domingo que esperaba identificar más casos de viruela del simio a medida que ampliaba la vigilancia en países donde normalmente no se detectaba la enfermedad.

Asimismo agregó que brindará más orientación y recomendaciones en los próximos días para los países sobre cómo mitigar la propagación de la viruela del simio.

“La información disponible sugiere que la transmisión de persona a persona está ocurriendo entre personas en contacto físico cercano con casos que son sintomáticos”, dijo la agencia.

La Organización Mundial de la Salud no tiene evidencia de que el virus de la viruela símica haya mutado, dijo el lunes un alto ejecutivo de la agencia de la ONU.

Funcionarios de salud de EE. UU. dijeron en una conferencia de prensa el lunes que se confirmó un caso de viruela del simio en Massachusetts y que identificaron cuatro presuntos casos adicionales, uno en la ciudad de Nueva York y Florida, y dos en Utah.

Dijeron que todos eran hombres con un historial de viajes internacionales consistente con los tipos de exposiciones que se han visto en otros lugares.

La viruela del mono es una enfermedad infecciosa que suele ser leve y endémica en partes de África occidental y central. 

Aunque pertenece a la misma familia de virus que la viruela, sus síntomas son más leves, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. 

Sin embargo, la viruela del simio puede matar hasta 1 de cada 10 personas que contraen la enfermedad, según las observaciones en África, según los CDC.

La enfermedad se llama viruela del simio porque se identificó por primera vez en colonias de monos para investigación en 1958. 

Se detectó más tarde en humanos en 1970.

La vacuna utilizada para prevenir la viruela parece tener un 85% de efectividad en la protección contra la viruela del simio en investigaciones observacionales en África, dijeron funcionarios de la OMS.

Las personas generalmente se recuperan dentro de dos a cuatro semanas sin necesidad de hospitalización, pero la enfermedad es ocasionalmente mortal.

Se transmite por contacto cercano, por lo que puede contenerse con relativa facilidad mediante medidas como el autoaislamiento y la higiene.

“Lo que parece estar sucediendo ahora es que ha entrado en la población como una forma sexual, como una forma genital, y se está propagando al igual que las infecciones de transmisión sexual, lo que ha amplificado su transmisión en todo el mundo”, dijo el funcionario de la OMS, David Heymann, especialista en enfermedades infecciosas.

Heymann dijo que un comité internacional de expertos se reunió por videoconferencia para analizar lo que se necesitaba estudiar sobre el brote y comunicarlo al público, incluso si hay una propagación asintomática, las personas que corren mayor riesgo y las diversas rutas de transmisión.

Dijo que la reunión fue convocada “debido a la urgencia de la situación”.

Dijo que el contacto cercano era la ruta de transmisión clave, ya que las lesiones típicas de la enfermedad son muy infecciosas. 

Por ejemplo, los padres que cuidan a niños enfermos están en riesgo, al igual que los trabajadores de la salud.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el domingo que los casos recientes de viruela del simio identificados en Europa y Estados Unidos eran algo «de qué preocuparse».

En sus primeros comentarios públicos sobre la enfermedad, Biden agregó: “Es una preocupación porque si se propagara, tendría consecuencias. Todavía no me han dicho el nivel de exposición, pero es algo que debería preocupar a todos. Estamos trabajando duro para descubrir lo que hacemos”.

Agregó que se están realizando esfuerzos para determinar qué vacuna podría ser efectiva.

En el Reino Unido, la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido dijo que se publicarían nuevas cifras el lunes después de registrar 20 casos el viernes.

Susan Hopkins, asesora médica jefe de la agencia, dijo que el brote se concentró en áreas urbanas, entre hombres homosexuales o bisexuales.

“El riesgo de la población general sigue siendo extremadamente bajo en este momento, y creo que la gente debe estar alerta”, dijo, y agregó que para la mayoría de los adultos los síntomas serían “relativamente leves”.

La secuenciación genómica temprana de un puñado de casos en Europa sugirió una similitud con la cepa que se propagó de manera limitada en Gran Bretaña, Israel y Singapur en 2018.

Hizo hincapié en que la viruela símica no se transmite tan fácilmente. 

Aquellos que sospechen que pueden haber estado expuestos o que muestren síntomas, como sarpullido irregular y fiebre, deben evitar el contacto cercano con otras personas.

“Hay vacunas disponibles, pero el mensaje más importante es que puedes protegerte”, dijo Heymann.

La viruela del mono es una enfermedad rara que se descubrió por primera vez entre las colonias de monos utilizados para la investigación. 

Históricamente, también se ha transmitido de animales a humanos, con el primer caso humano registrado en 1970. 

El virus puede propagarse a través del contacto cercano con un animal infectado, un ser humano o material contaminado.

El brote mundial actual parece tener un vínculo con el sexo, aunque los funcionarios de salud pública han señalado que la viruela del simio, tecnicamente, no es una infección de transmisión sexual. 

El virus ha aparecido principalmente en hombres que tienen sexo con hombres y, en algunos casos, las lesiones se han restringido al área genital, lo que «sugiere que la transmisión ocurrió durante las relaciones sexuales», según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades.

Se transmite a través del contacto físico cercano con alguien que tiene síntomas.

Las erupciones, los fluidos corporales (como fluidos sexuales, pus o sangre de lesiones en la piel) y las costras son particularmente infecciosos.

La ropa, ropa de cama, toallas u objetos como utensilios para comer/platos que han sido contaminados con el virus por el contacto con una persona infectada también pueden infectar a otros.

Los síntomas de la viruela del simio pueden durar de dos a cuatro semanas y, a menudo, se resuelven por sí solos.

La variante de viruela del simio implicada en el brote actual tiene una tasa de letalidad de alrededor del 1%, aunque hasta el momento no se han reportado muertes.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos anunciaron que hay dosis de vacunas en la Reserva Nacional Estratégica para prevenir la propagación de la viruela del simio. 

Se espera que la producción aumente rápidamente en las próximas semanas.

La vacuna más reciente que se desarrolló para la viruela, conocida como Imvamune, Imvanex o Jynneos, se aprobó en 2019 para su uso en la prevención de la viruela del mono y aún no está ampliamente disponible. 

La OMS está trabajando con el fabricante para mejorar el acceso.

Los gobiernos de los países avanzados se preparan para proporcionar orientación actualizada sobre la prevención de infecciones, así como procedimientos relacionados con el aislamiento y la gestión de casos. 

Los funcionarios de salud pública están utilizando el rastreo de contactos, y la vacunación dirigida para frenar su propagación.

Los epidemiólogos enfatizan que la viruela del mono no es tan infecciosa como el COVID-19, que rápidamente se convirtió en una pandemia mundial, pero han aparecido casos en todo el mundo en áreas donde la enfermedad no suele verse. 

También recomiendan distanciarse físicamente de quienes los rodean, lavarse las manos con frecuencia y usar máscaras en entornos concurridos.

La Organización Mundial de la Salud cree, hasta el momento, que es poco probable que el virus haya mutado, sino que el brote podría deberse a un cambio en el comportamiento humano, particularmente a medida que las personas vuelven a socializar en todo el mundo.

Deja un comentario

Te podría interesar!